VetPunta -Tienda online Atencion cliente 902
:: Precios con IVA inc :.
[Búsqueda Avanzada]
  Inicio » Tienda » Enfermedades » Otras Mi Cuenta  |  Ver Cesta  |  Realizar Pedido   
Categorías
Outlet


Consultas Virtuales


Perros


Gatos


Aves


Peces


Hurones


Peq. Mamíferos


Exóticos


Hogar


Libros


Retratos POP


Packs Estándar

Información
 ¿Sabías que...?
Consejos
Noticias
Varios
Nutrición
Comportamiento
Enfermedades
   Filaria
   Leishmania
   Parasitos
   Otras
Reproducción
Exóticos
Info. Productos
Comunidad Web
Adopciones

Boletines
Suscribirse
Darse de baja
Consulta Virtual
Nueva Consulta
Mis Respuestas
Búsqueda Rápida
 

Búsqueda Avanzada
Fabricantes
Información
Confidencialidad
Envíos
Formas pago
Financiación
Garantías/ Devoluciones
Nuestras ventajas
Condiciones de uso

Asesoramiento
Sugerencias
Contáctenos
¿Quiénes somos?
Noticias e información HEADING_TITLE
Opciones: Archivo PDF Enviar a un amigo Version imprimible
INTOXICACIONES EN EL GATO   Fecha: 08/02/2005
Resumen:
Aunque los gatos son muy cuidadosos y no se comen cualquier cosa, sin embargo cada vez se diagnostican más intoxicaciones en esta especie.

Contenido:

INTOXICACIONES EN EL GATO

Centro Veterinario Punta

Aunque de todos es sabido que los gatos son muy cuidadosos y no se comen cualquier cosa, sin embargo cada vez se diagnostican más intoxicaciones en esta especie, quizás porque nos fiamos en exceso de ellos o porque cada vez hay más gatos en nuestras casas y nos atrevemos incluso a medicarlos.

Además muchos de los gatos con dueño salen de casa, con lo cual pueden tener acceso a sustancias que les pueden intoxicar, por lo que muchas veces no podemos estar seguros de dónde han estado o si han comido algún tóxico. Esto, unido a su gran resistencia, que hace que a menudo no demuestren que en realidad están enfermos, a veces dificulta al veterinario para llegar a un diagnóstico claro sólo por la sintomatología que presente nuestro gato, inespecífica en la mayoría de los casos: vómitos, anorexia, “está raro”…

El número de sustancias que pueden provocar intoxicaciones en los gatos es muy numeroso, y además pertenecen a grupos muy diversos:

- Medicamentos:

PARACETAMOL, (antiinflamatorio y antipirético muy usado en medicina humana), daña al hígado y produce depresión, respiración rápida, encías de color oscuro, salivación, orina achocolatada, y puede ocasionar la muerte.

ASPIRINA, (analgésico y antipirético humano), produce vómitos a veces con sangre, depresión, hipertermia, respiración rápida, e incluso la muerte.

Por eso nunca debemos dar a nuestros gatos ninguna medicación que tengamos en casa, siempre debemos consultarlo con un veterinario.

VITAMINA A, (presente en los complejos vitamínicos, aunque también se pueden producir intoxicaciones por excesivo consumo de hígado crudo). Su exceso en la dieta, ya sea por complementos o por la misma dieta, produce somnolencia, anorexia, posición de sentado sobre el tercio posterior con los brazos elevados o tumbado pero sosteniendo su peso sobre las extremidades, rigidez del cuello y/o articulaciones, estreñimiento y pérdida de peso.

VITAMINA D, (presente en complejos vitamínicos, aunque también está presente en algunos raticidas). Su exceso produce vómitos y diarreas, depresión, anorexia, polidipsia (sed desmesurada) así como poliuria (orina muy frecuente y abundante) debido a las lesiones renales, y hemorragias del aparato digestivo y del respiratorio.

-Venenos:

ARSENICO, (presente en herbicidas, insecticidas, preservantes de maderas y tratamientos para parásitos sanguíneos), produce vómitos y diarreas a menudo con sangre, depresión, dolor abdominal, hipotermia, y muerte.

ESTRICNINA (presente en algunos raticidas, aunque actualmente está prohibido su uso), produce convulsiones violentas, rigidez, hipertermia, parada respiratoria y muerte.

METALDEHIDO (presente en venenos para caracoles y  babosas), afecta al sistema nervioso y posteriormente al hígado, produciendo alteraciones del comportamiento, convulsiones, hipertermia, salivación, vómitos y diarreas, muerte por insuficiencia respiratoria en las primeras horas o por enfermedad hepática pasados unos días.

ANTICOAGULANTES (presentes en los raticidas), producen hemorragias a todos los niveles, dando lugar a hematomas, palidez de mucosa conjuntival (en los ojos) y oral  (encías), depresión, orina y/o heces oscuras, dificultad respiratoria por hemorragia pulmonar y la muerte si no se aplica el antídoto.

- Otros tóxicos:

MONÓXIDO DE CARBONO (por exposición a tubos de escape o calentadores de gas con mal funcionamiento), produce somnolencia, debilidad, dificultad respiratoria, color rojo de la mucosa conjuntival y oral, incoordinación de movimientos, y muerte aguda; en el caso de que la dosis no sea letal, se produce una intoxicación crónica con síntomas como intolerancia al ejercicio, y reflejos posicionales y ambulatorios (al caminar) disminuidos.

ETILENGLICOL (presente en anticongelantes para vehículos), daña seriamente la función renal y produce depresión, vómitos, síntomas neurológicos como temblores, poliuria en las primeras horas para pasar después a no orinar, hipotermia, coma y muerte.

PLOMO (presente en pinturas, arena, baterías, cemento y objetos emplomados como anzuelos, perdigones y pelotas de golf, así como comederos o bebederos satinados de forma inadecuada), afecta en primer lugar al aparato digestivo produciendo vómitos y diarreas, anorexia y dolor abdominal, y después al sistema nervioso produciendo somnolencia, ceguera, convulsiones y muerte si no se trata o al menos desaparece la fuente de plomo del organismo.

- Productos insecticidas:

ORGANOFOSFORADOS Y CARBAMATOS (presentes en insecticidas del hogar y agrícolas, pero también en productos para el control de pulgas y garrapatas), producen  salivación, vómitos y diarreas, depresión, temblores, convulsiones, hipertermia, dificultad respiratoria y muerte.

PIRETRINAS Y PIRETROIDES (presentes en insecticidas y productos para el control de pulgas y garrapatas), producen hipersalivación, espasmos de extremidades y orejas, temblores, depresión, vómitos y diarreas, y en casos de sobredosis extrema ya sea por aplicación sobre la piel o por ingestión, pueden ocasionar convulsiones y la muerte de forma aguda.
Hay que tener esto en cuenta y adoptar medidas de precaución si tenemos que usar estos productos en casa, alejando a los gatos de su exposición, no permitiendo que caminen sobre suelos todavía mojados con productos de limpieza que puedan llevar estos compuestos y, sobre todo, consultando al veterinario siempre que vayamos a usar algún insecticida o queramos controlar parásitos en nuestros gatos, ya que no puede utilizarse cualquier producto en esta especie (es especialmente importante no usar productos para perros en los gatos).


LO QUE DEBE HACER EL DUEÑO EN CASA.

PREVENIR ES LO MÁS IMPORTANTE:

- Mantenga a su gato alejado de todos los productos potencialmente tóxicos (insecticidas, venenos, pinturas, productos de limpieza, etc.).
- Nunca medique a su gato sin consultar antes con el veterinario, ni utilice productos contra parásitos externos que no sean específicos para esta especie.
- No permita que su gato camine sobre superficies mojadas con productos de limpieza o recién pintadas.
- Tenga siempre a mano el teléfono de urgencias de su veterinario.

SI YA SE HA PRODUCIDO LA INGESTIÓN O EL CONTACTO CON EL TÓXICO:

- Limpie rápidamente las zonas de su gato que hayan entrado en contacto con el tóxico, tales como boca, lengua, pelo  y patas, utilizando solamente agua en abundancia. Si la presentación del tóxico es en polvo, es mejor aspirar el pelo o cepillarlo con la precaución de que no lo inhale ni el gato, ni la persona que lo está limpiando.

- Tenga en cuenta que los disolventes para pintura pueden ser tan tóxicos o más que la propia pintura.

- Impida que se lama envolviéndolo en una toalla.

- Nunca provoque el vómito de su gato sin consultarlo antes con el veterinario, porque si se trata de un tóxico corrosivo producirá una segunda quemadura en su tubo digestivo.

- Puede tener en casa cápsulas de carbón activo, y dárselas a su gato en caso de ingestión de cualquier tóxico, ya que este compuesto retrasa o impide la absorción del mismo por la mucosa gastrointestinal.

- Si se trata de una intoxicación por inhalación (humo, monóxido de carbono), mantenga abierta la boca de su gato ante aire fresco y llévelo lo antes posible a su veterinario para que le ponga oxigenoterapia.

- Lleve siempre que le sea posible toda la información sobre el tóxico a la consulta del veterinario. Con esto le ayudará en su trabajo.


LO QUE HARÁ EL VETERINARIO:

Aunque, como se ha dicho anteriormente, llegar al diagnóstico exacto es importante, para tratar correctamente al gato intoxicado suele ser difícil establecerlo de forma concreta, excepto en aquellos casos en que se haya podido comprobar el contacto del animal con el tóxico. Incluso en estos casos se debe ser muy prudente, porque puede ocurrir que el animal contacte con el veneno pero no se intoxique, ya sea por exposición insuficiente, o por otras causas.

Cuando el dueño de un gato «posiblemente intoxicado» llega a nuestra consulta, lo primero que hacemos es una exploración exhaustiva del animal, mirando su piel y pelo, mucosas, ganglios, estado general, temperatura y auscultación.

La presencia de cuadros agudos con vómitos y diarreas, alteraciones respiratorias o cardiacas, hemorragias o trastornos neurológicos, puede hacernos sospechar de la ingestión de un tóxico.

El tratamiento de las intoxicaciones debe comenzar con un tratamiento higiénico tan pronto como sea posible, incluso en los casos en los que se nos localiza por teléfono, podemos recomendar algunas acciones que puede realizar el propietario en casa, tales como envolver al animal entero excepto la cabeza, en una manta o toalla para evitar que se lama si es que el tóxico está en su piel y pelo, así como para que no se autolesione ni produzca daños a quien lo esté manejando, ya que cuando hay alteraciones neurológicas el gato puede no reconocer al dueño y mostrarse agresivo.

Además se le puede indicar que le dé una cucharadita de sal o un poco de agua oxigenada para inducir el vómito en el caso de que el tóxico ingerido no sea corrosivo y haga pocas horas que lo ingirió.

Una vez que el gato llega a nuestra consulta, además de lo anteriormente dicho, se pondrá tratamiento sintomático en función de su estado, así como el antídoto si el tóxico es conocido. Así, en los casos en que haya problemas respiratorios, se le administrará al gato oxígeno e incluso se le intubará si es necesario. Además en la mayoría de los casos se le pondrá suero vía intravenosa para poder administrar el resto de fármacos necesarios y corregir la deshidratación. Otras pruebas que pueden hacerle a su gato son electrocardiograma, analítica de sangre y orina, radiografías para ver el estado de los pulmones…También es posible que se le efectúe un lavado gástrico o se le apliquen enemas para facilitar la evacuación del tóxico e impedir su absorción por la mucosa gastrointestinal.

Una vez que el gato se haya recuperado, probablemente será necesario volver a controlarlo en los días o semanas posteriores para comprobar que el tóxico ha desaparecido completamente y no ha dejado secuelas. Si su veterinario se lo aconseja, no deje de acudir a estas revisiones aunque aparentemente su gato esté completamente recuperado.
                            


Estadísticas del artículo:
Lecturas:27819
Comentarios: 0
Escribir Comentario Continuar
Compras más
0 productos
Especiales
Garantias
Promociones más
Transportin Universal Sport Bag
Transportin Universal Sport Bag
84,48 €
71,81 €
Descuento del 15%
Novedades más
Champú con Biotina para Caballos
Champú con Biotina para Caballos
12,21 €
Los Mas Vendidos
01.Hills Feline Senior Hairball
02.Hills Feline c/d F.U.S.
03.Hills Kitten
04.Hills Nature´s Best Adult con Pollo
05.Hills Nature´s Best Kitten
06.Hills Kitten Latas
07.Hills Feline Adult Hairball
08.Hills Nature´s Best Adult con Atún
09.Hills Feline Adult
10.Hills Feline r/d Sobrepeso
Comentarios más
Champú Pelo Blanco
queremos saber si sus productos es posible que no los envien ..
5 de 5 Estrellas!
Tarjetas:
¿Sabías que ...?El nivel de interés de un gato en algo será inversamente proporcional al esfuerzo que su dueño esté haciendo para captar su interés sobre ese algo -- PattisonTodas
ContactarAñadir a favoritosRecomienda esta paginaAyudanos a mejorar

Productos y servicios para todo tipo de mascotas
Copyright © 2004 Centro Veterinario Punta
Powered by osCommerce
Contactar al Webmaster
 Estadisticas
| Inicio | Perros | Gatos | Hurones | Peces | Aves | Reptiles | Tortugas | Pequeños mamíferos | P.I.P |