VetPunta -Tienda online Atencion cliente 902
:: Precios con IVA inc :.
[Búsqueda Avanzada]
  Inicio » Tienda » Varios Mi Cuenta  |  Ver Cesta  |  Realizar Pedido   
Categorías
Outlet


Consultas Virtuales


Perros


Gatos


Aves


Peces


Hurones


Peq. Mamíferos


Exóticos


Hogar


Libros


Retratos POP


Packs Estándar

Información
 ¿Sabías que...?
Consejos
Noticias
Varios
Nutrición
Comportamiento
Enfermedades
Reproducción
Exóticos
Info. Productos
Comunidad Web
Adopciones

Boletines
Suscribirse
Darse de baja
Consulta Virtual
Nueva Consulta
Mis Respuestas
Búsqueda Rápida
 

Búsqueda Avanzada
Fabricantes
Información
Confidencialidad
Envíos
Formas pago
Financiación
Garantías/ Devoluciones
Nuestras ventajas
Condiciones de uso

Asesoramiento
Sugerencias
Contáctenos
¿Quiénes somos?
Noticias e información HEADING_TITLE
Opciones: Archivo PDF Enviar a un amigo Version imprimible
CITES   Fecha: 30/07/2004
Resumen:
La CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) es un acuerdo internacional concertado entre los Estados. Tiene por finalidad velar por que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres no constituya una amenaza para su supervivencia.

Contenido:

CITES

Fuente: secretaria cites

· Modificaciones por direccion territorial de comerceio de huelva

 
¿Qué es CITES?


La CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) es un acuerdo internacional concertado entre los Estados. Tiene por finalidad velar por que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres no constituya una amenaza para su supervivencia.

La amplia información disponible actualmente sobre el peligro de extinción de muchas especies simbólicas, como el tigre y el elefante, podría hacer pensar que la necesidad de una convención semejante era evidente. No obstante, en el momento en que se esbozaron por primera vez las ideas de la CITES, en el decenio de 1960, el debate internacional sobre la reglamentación del comercio de vida silvestre en favor de la conservación era algo relativamente novedoso. A posteriori, la necesidad de la CITES es indudable. Se estima que anualmente el comercio internacional de vida silvestre se eleva a millones de dólares y afecta a cientos de millones de animales y plantas. El comercio es muy diverso, desde los animales y plantas vivas hasta una vasta gama de productos de vida silvestre derivados de los mismos, como los productos alimentarios, los artículos de cuero de animales exóticos, los instrumentos musicales fabricados con madera, la madera, los artículos de recuerdo para los turistas y las medicinas. Los niveles de explotación de algunos animales y plantas son elevados y su comercio, junto con otros factores, como la destrucción del hábitat, es capaz de mermar considerablemente sus poblaciones e incluso hacer que algunas especies estén al borde de la extinción. Muchas de las especies objeto de comercio no están en peligro, pero la existencia de un acuerdo encaminado a garantizar la sustentabilidad del comercio es esencial con miras a preservar esos recursos para las generaciones venideras.

Habida cuenta de que el comercio de animales y plantas silvestres sobrepasa las fronteras entre los países, su reglamentación requiere la cooperación internacional a fin de proteger ciertas especies de la explotación excesiva. La CITES se concibió en el marco de ese espíritu de cooperación. Hoy en día, ofrece diversos grados de protección a más de 30.000 especies de animales y plantas, bien se comercialicen como especímenes vivos, como abrigos de piel o hierbas disecadas.

La CITES se redactó como resultado de una resolución aprobada en una reunión de los miembros de la UICN (Unión Mundial para la Naturaleza), celebrada en 1963. El texto de la Convención fue finalmente acordado en una reunión de representantes de 80 países celebrada en Washington DC., Estados Unidos de América, el 3 de marzo de 1973, y entró en vigor el 1 de julio de 1975.

Los Estados que se han adherido a la Convención CITES se conocen como Partes. Aunque la CITES es legalmente vinculante para las Partes - en otras palabras, tienen el deber de aplicar la Convención - no por ello suplanta a las legislaciones nacionales. Bien al contrario, ofrece un marco que ha de ser respetado por cada una de las Partes, las cuales han de promulgar su propia legislación nacional para garantizar que la CITES se aplica a escala nacional.

Desde la entrada en vigor de la Convención no se ha extinguido ninguna especie amparada por la CITES como resultado de su comercio. Durante muchos años, la CITES ha sido uno de los acuerdos ambientales más importantes y cuenta ahora con más de 160 Partes.

Desde la entrada en vigor de la Convención no se ha extinguido ninguna especie amparada por la CITES como resultado de su comercio. Durante muchos años, la CITES ha sido uno de los acuerdos ambientales más importantes y cuenta ahora con más de 160 Partes.


¿Cómo funciona la CITES?
 

El objetivo de la CITES es someter el comercio internacional de especímenes de determinadas especies a ciertos controles. Lo que quiere decir que toda importación, exportación, reexportación o introducción procedente del mar de especies amparadas por la Convención sólo podrá autorizarse mediante un sistema de concesión de licencias. ('Reexportación' significa la exportación de un especímen que haya sido previamente importado.)

Las especies amparadas por la CITES están incluidas en tres Apéndices, según el grado de protección que necesiten. (Para mayor información, véase especies CITES.)

  • Apéndice I - se incluyen todas las especies en peligro de extinción. El comercio en especímenes de esas especies se autorizará solamente bajo circunstancias excepcionales.
  • Apéndice II - se incluyen especies que no se encuentran necesariamente en peligro de extinción, pero cuyo comercio debe controlarse a fin de evitar una utilización incompatible con su supervivencia.
  • Apéndice III - se incluyen especies que están protegidas al menos en un país, el cual ha solicitado la asistencia de otras Partes en la CITES para controlar su comercio.

Cada Parte en la Convención debe designar una o más Autoridades Administrativas que se encargan de administrar el sistema de concesión de licencias y una o más Autoridades Científicas para prestar asesoramiento acerca de los efectos del comercio sobre la situación de las especies.

Sólo podrá importarse o exportarse (o reexportarse) un espécimen de una especie incluida en los Apéndices de la CITES si se ha obtenido el documento apropiado y se ha presentado al despacho de aduanas en un puerto de entrada o salida. Aunque los requisitos pueden variar de un país a otro y es aconsejable consultar las legislaciones nacionales, a continuación se exponen las condiciones más importantes que se aplican para los especímenes incluidos en cada uno de los Apéndices.

Especímenes de especies incluidas en el Apéndice-I

  1. Se requiere un permiso de importación expedido por la Autoridad Administrativa del Estado de importación. Este permiso sólo se expedirá si el espécimen no será utilizado con fines primordialmente comerciales y si la importación no será perjudicial para la supervivencia de la especie. En el caso de especímenes vivos de animales o plantas, la Autoridad Científica debe haber verificado que quien se propone recibirlo podrá albergarlo y cuidarlo adecuadamente.
  2. Se requiere un permiso de exportación o un certificado de reexportación expedido por la Autoridad Administrativa del Estado de exportación o reexportación.

Sólo podrá expedirse un permiso de exportación si el espécimen fue legalmente obtenido; el comercio no será perjudicial para la supervivencia de la especie; y se ha expedido previamente un permiso de importación.

Sólo podrá expedirse un certificado de reexportación si el espécimen fue importado con arreglo a lo dispuesto en la Convención y, en el caso de especímenes vivos de animales o plantas, si un permiso de importación ha sido previamente expedido.

En el caso de especímenes vivos de animales o plantas, deben ser acondicionados y transportados de manera que se reduzca al mínimo el riesgo de heridas, deterioro en su salud o maltrato.

Especímenes de especies incluidas en el Apéndice-II

  1. Se requiere un permiso de exportación o un certificado de reexportación expedido por la Autoridad Administrativa del Estado de exportación o reexportación.

    Sólo podrá expedirse un permiso de exportación si el espécimen fue legalmente obtenido y si la exportación no será perjudicial para la supervivencia de la especie.

    Sólo podrá expedirse un certificado de reexportación si el espécimen fue importado con arreglo a lo dispuesto en la Convención.
  2. En el caso de especímenes vivos de animales o plantas, deben ser acondicionados y transportados de manera que se reduzca al mínimo el riesgo de heridas, deterioro en su salud o maltrato.
  3. No se requiere un permiso de importación, excepto si así se especifica en la legislación nacional.


En el caso de especímenes introducidos procedentes del mar, la Autoridad Administrativa del Estado de introducción debe expedir un certificado para las especies incluidas en los Apéndices I o II. Para mayor información, véase el texto de la Convención, Artículo III, párrafo 5 y Artículo IV, párrafo 6.

Especímenes de especies incluidas en el Apéndice-III

  1. En el caso de comercio con un Estado que haya incluido una especie en el Apéndice III, se requiere un permiso de exportación expedido por la Autoridad Administrativa de dicho Estado. Sólo se expedirá el permiso si el espécimen se obtuvo legalmente y, en el caso de especímenes vivos de animales o plantas, si se acondicionan y transportan de manera que se reduzca al mínimo el riesgo de heridas, deterioro en su salud o maltrato.
  2. En el caso de exportación de cualquier otro Estado, se requiere un certificado de origen expedido por la Autoridad Administrativa.
  3. En el caso de reexportación, se requiere un certificado de reexportación expedido por el Estado de reexportación.


La Convención autoriza a las Partes a hacer ciertas exenciones a los principios generales precitados, concretamente en los casos siguientes:

  • para especímenes en tránsito o transbordo;
  • para los especímenes adquiridos antes de la fecha en que entraton en vigor las disposiciones de la Convención respecto de los mismos (denominados especímenes preconvención);
  • para especímenes que son artículos personales o bienes del hogar;
  • para especímenes criados en cautividad (este término se define en la Resolución Conf. 10.16 Rev.);
  • para plantas reproducidas artificialmente (este término se define en la Resolución Conf. 11.11);
  • para especímenes destinados a la investigación científica;
  • para animales o plantas que forman parte de colecciones o exhibiciones itinerantes, como los circos.

En estos casos se aplican reglas especiales y, en general, se requiere un permiso o certificado. Toda persona que tenga la intención de importar o exportar/reexportar especímenes de una especie incluida en la CITES debe ponerse en contacto con las Autoridades Administrativas CITES de los países de importación y exportación/reexportación para recabar información sobre las reglas que se aplican.

En la legislación nacional de algunas Partes se prevén controles al comercio más estrictos que los previstos en la CITES. En esos casos, el cumplimiento de la reglamentación CITES puede no ser suficiente para garantizar que el comercio es legal.

Cuando un espécimen de una especie incluida en los Apéndices de la CITES se transfiere entre un país Parte en la CITES y un país que no es Parte, el Estado Parte puede aceptar documentación equivalente a los permisos y certificados precitados.

 

Especies CITES
 

Alrededor de unas 5.000 especies de animales y 28.000 especies de plantas están amparadas por la CITES contra la explotación excesiva debido al comercio internacional. Están incluidas en los tres Apéndices de la CITES. Las especies se agupan en los Apéndices según el grado de amenaza debido al comercio internacional. En ocasiones se incluyen grupos enteros como los primates, cetáceos (ballenas, delfines y marsopas), tortugas marinas, loros, corales, cactus y orquídeas. En otros casos sólo se incluye una subespecie o una población geográficamente aislada de una especie (p.e., la población de un país

Para obtener mayor información sobre las especies CITES, puede consultar la base de datos sobre las especies incluidas en los Apéndices de la CITES mantenida por el PNUMA-WCMC o en cualquier Dirección Territorial del Ministerio de Economía. En Huelva Avda Italia, 9. (SOIVRE)

Cualquier animal o planta silvestre puede incluirse en la lista de especies protegidas por la CITES [véase la Resolución Conf. 9.24 (Rev. CoP12)] y el abanico de especies silvestres incluidas en los Apéndices va desde las sanguijuelas a los leones y de los pinos a las plantas jarro. Aunque ciertas criaturas más carismáticas, como los osos y las ballenas, pueden percibirse como los ejemplos más conocidos de especies CITES, la mayoría de los grupos comprenden animales y plantas mucho menos populares como las plantas aloe, los corales, los mejillones y las ranas.

 

Autoridades Administrativas y otras autoridades

 España


Adhesión: 30.05.1986
Entrada en vigor: 28.08.1986


Autoridades Administrativas

  1. Ministerio de Economía
    Secretaría General de Comercio Exterior
    Subdirección General de Inspección, Certificación y
    Asistencia Técnica del Comercio Exterior
    Paseo de la Castellana, 162 - 6ª planta
    E-28071 MADRID

Tel: +34 (91) 349 39 79
Fax: +34 (91) 349 37 77/40
Email:
buzon.cites@sscc.mcx.es
Web:
http://www.mcx.es/sgcomex/soivre/cites_spain.htm

  1. Ministerio de Hacienda
    Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales
    Avda. de Llano Castellano, 17
    E-28071 MADRID

    Tel: +34 (91) 728 94 50


Otras Autoridades Administrativas competentes para conceder permisos

Centros de Inspección de Comercio Exterior (C.I.C.E.) Actualmente CATICES O Direcciones Territoriales de Comercio.

  1. C.I.C.E. DE ALGECIRAS
    Muelle Juan Carlos I
    E-11207 ALGECIRAS

Tel: +34 (956) 58 74 26

4.     C.I.C.E. DE ALICANTE
Orense, 6
E-03003 ALICANTE

Tel: +34 (965) 98 52 13

5.      C.I.C.E. DE BARCELONA
Edif. Tersaco
Muelle Príncipe de España
E-08039 BARCELONA

Tel: +34 (93) 289 66 19

6.      C.I.C.E. DE BILBAO
Alameda de Mazarredo, 31
E-48009 BILBAO

Tel: +34 (94) 435 50 05

7.      C.I.C.E. DE LA CORUÑA
San Andrés, 143
E-15071 LA CORUÑA

Tel: +34 (981) 21 71 60

8.      C.I.C.E. DE LAS PALMAS
c/El Guinchete s/n
E-35071 LAS PALMAS

Tel: +34 (928) 47 12 20

9.      C.I.C.E. DE MADRID
Recoletos n° 13, 1° dcha
E-28071 MADRID

Tel: +34 (91) 781 27 09

10.  C.I.C.E. DE MALAGA
Estación Marítima del Puerto, s/n
E-29001 MALAGA

Tel: +34 (952) 21 13 52

11.  C.I.C.E. DE PALMA DE MALLORCA
Muelle Viejo, 19
E-07012 PALMA DE MALLORCA

Tel: +34 (971) 21 45 25

12.  C.I.C.E. DE SEVILLA
Avenida Guadalhorce, s/n
E-40012 SEVILLA

Tel: +34 (954) 29 80 80

13.  C.I.C.E. DE STA. CRUZ DE TENERIFE
Pilar, 1
E-38002 STA. CRUZ DE TENERIFE

Tel: +34 (922) 53 41 13

14.  C.I.C.E. DE VALENCIA
Pintor Sorolla, 3
E-46002 VALENCIA

Tel: +34 (96) 350 90 45

También en:

Dirección Territorial de Comercio en Huelva
Av. Italia, 9
21001 HUELVA
Tel.: 959541477

 

Estadísticas del artículo:
Lecturas:14828
Comentarios: 0
Escribir Comentario Continuar
Compras más
0 productos
Especiales
Garantias
Promociones más
Collar Thor Metálico Doble
Collar Thor Metálico Doble
72,50 €
Regalo de Correa a Juego
Novedades más
Kong Genius Leo
Kong Genius Leo
11,64 €
Comentarios más
Cinturón de Seguridad para Coche
..
5 de 5 Estrellas!
Tarjetas:
¿Sabías que ...?El sarro produce problemas cardíacos. Consulta a tu veterinario sobre las limpiezas de boca.Todas
ContactarAñadir a favoritosRecomienda esta paginaAyudanos a mejorar

Productos y servicios para todo tipo de mascotas
Copyright © 2004 Centro Veterinario Punta
Powered by osCommerce
Contactar al Webmaster
 Estadisticas
| Inicio | Perros | Gatos | Hurones | Peces | Aves | Reptiles | Tortugas | Pequeños mamíferos | P.I.P |