Frontline en reptiles   Fecha: 05/09/2005
Resumen:
El producto no tiene licencia para el uso en reptiles, pero es efectivo en varias especies. En este artículo se sugiere un protocolo para su uso.

Contenido:

PROTOCOLO SUGERIDO PARA EL USO DE FRONTLINE EN REPTILES

Por Ian Calvert

El producto no tiene licencia para el uso en reptiles, pero es efectivo en varias especies; sin embargo es difícil de predecir la seguridad en toda la especie o en todos los individuos dentro de una especie o incluso en un mismo individuo en todas las ocasiones.

Se debe considerar retrasar el tratamiento o utilizar otro método si:

- el reptil está enfermo o se está utilizando para criar
- el reptil está siendo tratado en ese momento con fluoroquinolonas (estas drogas tienen también actividad antagonista de GABA)
- el reptil ha mostrado signos de muda (especialmente las serpientes),en este caso es mejor esperar hasta que pasen un par de días tras la muda

Podemos encontrar ácaros de manera más frecuente en zonas como la ranura alrededor de los ojos, el área de la cloaca, o las zonas axilar e inguinal, así que el objetivo es tratar estas áreas. Para tratar el área periorbital hay que mojar la punta de un bastoncillo de algodón en una pequeña cantidad de Frontline y después humedecer con cuidado las escamas que rodean al ojo. Si se rocía la cabeza hay que proteger la membrna nictitante (membrana que cubre a la córnea) con ungüento oftálmico antes de rocíar.

Hay que pesar al reptil con exactitud

Si el animal pesa más de 500g use el bote pequeño de Frontline y rocíe con 6 pulverizaciones por  kg (trate de rocíar con una pulverización la zona de la cabeza, con otra la zona de la cloaca, así como las zonas axilares e inguinales en lagartos).

Para animales que pesen menos de 500g diluya la pulverización a partes iguales con alcohol; 0.4ml de Frontline (aproximadamente una pulverización) con 0.4ml de alcohol. Con esta mezcla puede tratar 160g de reptil (es decir, con 0.1ml de la combinación tratará 20g de reptil). Mezcle bien la solución en una jeringa de insulina y utilícela para echar el Frontline diluído sobre las áreas claves del reptil. No obstante, si tiene dudas reduzca la dosis en animales pequeños ya que la superficie respecto al volumen se incrementa a medida que la talla disminuye.
Como alternativa, puede poner la cantidad requerida de Frontline en una tela o toallita de papel y exprimirla sobre el animal. Considere utilizar dosis reducidas la primera vez que lo utilice en un nuevo individuo o en uno de otra especie.

Mantenga al animal rociado en un sitio bien-ventilado durante un periodo de 2-4 horas, nunca devuelva al reptil a su terrario ni lo ponga en una caja sin ventilación, ya que respirar los vapores alcohólicos puede dañar sus pulmones. Lo ideal es que lo ponga al aire libre en una bolsa de tela durante unas horas. Asegúrese de que el reptil tenga una humedad elevada tras el uso de Frontline, ya que al dañar la capa de lípidos en su piel, las pérdidas cutáneas de agua pueden aumentar hasta 15 veces y el efecto del producto en esta capa es desconocido).

Tratar el terrario

Vacíe el terrario en lo posible. Rocíe los artículos no desechables con Frontline, y sobre todo rocíe con Frontline las grietas y rincones. Cierre el terrario y suba la temperatura hasta 95-100ºF durante 3-4 horas (esto ayuda a desecar las ninfas y las estimula a salir de los huevos). Controle el terrario durante este período a causa del riesgo de incendio debido al vapor del alcohol. Abra el terrario y ventile durante 3-4 horas antes de volver a poner al reptil en él, para asegurarse de que todo el vapor del alcohol se haya disipado.

Repita el tratamiento en el animal y el terrario a intervalos de 3-4 semanas unas 3 ó 4 veces

Este intervalo asume que Frontline es retenido en la capa de lípidos de la piel del reptil (cosa que parece razonable si nos basamos en la química lipofílica del producto pero no está probado) y por lo tanto tiene alguna acción residual. El ciclo vital del huevo al adulto capaz de poner nuevos huevos está entre los 21-30 días.

Las especies comunes de reptiles se han tratado sin efectos adversos hasta ahora

La Boa Constrictor, la Boa Rosácea, la Boa Arco Iris, la Boa Esmeralda de árbol, la Pitón Birmana, la Pitón Real, la Pitón de los Niños, la Iguana Verde, el Dragón de Agua, el Dragón Barbado, el Lagarto de Frilled, el Dragón Leopardo, el Lagarto Basilisco, la Serpiente Verde Áspera, la Serpiente Rey Californiana, la Serpiente de Leche de Sinaloa, la Serpiente del Maíz, la Serpiente de nariz de cerdo, la Serpiente del Pino, el skink de Lengua Azul, el Camaleón Pantera, el Camaleón montium, el Camaleón de Mellor, el Lagarto Verde, el Lagarto Ocelado,  el monitor de Sabana (Bosc), monitor de Cola Azul, el monitor de Agua, el Lagarto Chapado.